Home / TECNOLOGIA / Uber despide al empleado en el centro de su batalla legal con Google

Uber despide al empleado en el centro de su batalla legal con Google

Anthony Levandowsky era responsable de su división de coches autónomos en Google y dejó la compañía para, poco después, entrar en Uber

Google considera que Levandowsky se llevó secretos de empresa que beneficieron el desarrollo de los coches autónomos en la competencia

Anthony Levandowsky, el ingeniero en el centro de la batalla legal que enfrenta a Uber con Waymo -la compañía de vehículos autónomos de Alphabet- ha sido despedido tras negarse a colaborar con las autoridades y el equipo legal de la propia compañía.

Es el último capítulo de una saga que amenaza con causar más de un quebradero de cabeza al gigante del transporte y que pronto podría ser elevada de causa civil a criminal.

Levandowsky trabajó hasta enero de 2016 en la división de coches autónomos de Google, que a finales del año pasado fue rebautizado como Waymo. Tras abandonar la compañía fundó Otto, una start-up dedicada al desarrollo de tecnología de conducción autónomas para camiones que fue adquirida por Uber tres meses después de su fundación por 680 millones de dólares.

Tras la adquisición, Levandowsky fue elevado a máximo responsable de la estrategia de vehículos sin conductor de Uber pero el febrero mes de febrero Waymo acusó a la empresa en un tribunal de San Francisco del robo de la tecnología necesaria para construir los sensores LiDAR (un dispositivo que utiliza un haz de láser para determinar con precisión la distancia de diferentes objetos) que utilizan los vehículos autónomos de ambas empresas.

“Mientras que Waymo desarrolló sus sistemas propios LiDAR durante muchos años, los acusados sacaron provecho de información robada para acortar el proceso y supuestamente construir unos sistemas LiDAR comparables en tan solo nueve meses”, aseguraba la demanda. Según Waymo la fundación y posterior compra de Otto fue sólo una estratagema de Uber para hacerse con más de 14.000 documentos que Levandowsky habría robado de su anterior empleado.

Durante las diferentes vistas ante el juez, Levandowsky se ha negado a proporcionar información sobre el caso o colaborar con el equipo legal de la propia Uber, que llegó a advertir al ingeniero que su puesto en la compañía corría riesgo de ser eliminado si no entregaba todos los archivos que hubiesen sido descargados de los servidores de Google.

El juez William Alsup, responsable del caso, también prohibió a Levandowsky trabajar en cualquier proyecto de conducción autónoma dentro de Uber hasta la publicación de la sentencia. Eric Meyhofer, un ingeniero contratado antes de la compra de Otto, ha sustituido desde entonces a Levandowsky como líder del Grupo de Tecnologías Avanzadas, el departamento de Uber que se encarga de desarrollar los vehículos sin conductor de la compañía que ya circulan en fase de prueba por algunas ciudades estadounidenses.

About Sandy Productions

Check Also

HBO llega a los televisores inteligentes de Samsung

Las compañía surcoreana ha llegado a un acuerdo en exclusividad para tener la aplicación de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *