Home / TECNOLOGIA / Análisis del Pixel 3a, el móvil de 400 euros que hace fotos como un iPhone

Análisis del Pixel 3a, el móvil de 400 euros que hace fotos como un iPhone

Google ha anunciado su nuevo teléfono, que en verdad es una versión más barata de su teléfono del año pasado que conserva su mejor característica intacta: la cámara

¿Conocéis el Pixel? No, no a nosotros, sino al Pixel de Google. Son los móviles de la compañía y destacan por una cosa: su pedazo de cámara. En mi opinión, la que mejor fotos hace del mercado. Y ahora ya no hay que pagar 800 y pico euros por ella.

Saludad a los Pixel 3a, que viene a ser una versión más barata del Pixel 3 con un diseño algo más rudimentario, con peores materiales y menos potente, pero nada de esto importa porque sigue conservando lo importante: esa gloriosa cámara.

EL REGRESO DE LOS NEXUS, MÁS O MENOS

Google ha tenido una relación muy extraña con sus teléfonos móviles. ¿Os acordáis de los Nexus? Eran unos teléfonos potentes y baratos en una época en la que estas dos palabras eran excluyentes. No mataron al iPhone, pero fueron muy queridos y muchos los añoramos aún hoy.

Google, en lugar de seguir por ese camino, decidió que era mejor copiar a Samsung y Apple en el peor aspecto posible: en el precio. Los Nexus se encarecieron tras el Nexus 5 y, conel nacimiento de los Pixel, su siguiente gama de teléfonos, el precio se infló hasta cerca de los 1.000 euros. A cambio, recibimos unos diseños más que cuestionables, problemas con sus pantallas y con sus baterías y, eso sí hay que reconocerlo, la mejor cámara que yo haya visto en un teléfono móvil.

Sé que muchos pondréis en duda esta afirmación y estáis en vuestro derecho de hacerlo. Pero pasados muchos meses de su lanzamiento y habiendo probado todos los grandes teléfonos desde entonces, sigo pensando que el Pixel 3 hace mejores fotos que el iPhone XS, el Huawei P30 Pro y el Samsung Galaxy S10. Y por eso me entusiasma que esta cámara ahora vaya estar disponible sin apenas alteraciones en un móvil de 400 euros.

Bueno, el precio del Pixel 3a es de 400, porque hay una versión más grande, el Pixel 3a XL, se sube hasta 479 euros. Los dos cuentan con características similares.

DOS TAMAÑOS, CASI LAS MISMAS CARACTERÍSTICAS

Comparten tres aspectos clave: el procesador Snapdragon 670, los 4 GB de RAM y las opciones de 64GB y 128GB de almacenamiento. No son móviles tan potentes como los Pixel 3 ni como otros competidores, pero también son más baratos, acordaos.

También tiene tres cosas que los diferencia. Primero, la batería es más pequeña en el Pixel 3a. Después, la pantalla. El Pixel 3a tiene una pantalla OLED de 5,6 pulgadas, que para que os hagáis a la idea es algo más pequeña que la de un iPhone X. En comparación, el Pixel 3a XL tiene una pantalla OLED de 6 pulgadas, más en línea con lo que está ahora de moda.

Por último, las cámaras frontales. El Pixel 3a tiene una algo peor que el Pixel 3a XL. Es una pena porque en este teléfono el modo retrato con los selfies era una maravilla, pero con el 3a no puedo decir lo mismo. Sin ser la peor cámara ni hacer el peor tratamiento de la imagen, no es el mejor teléfono para tus momentos más vanidosos.

Pero sobre el papel, ambos teléfonos tienen que funcionar parecido. En mi uso del Pixel 3a, de momento sólo he echado en falta un poco más de batería, porque lo cierto es que 3.000 mAh se quedan algo cortos. Incluso si la pantalla es más pequeña y tiene menos resolución, es una cifra algo baja. El Pixel 3a XL tiene 3.700mah, así que si valorais esto por encima de un tamaño más cómodo, quizá esa versión sea la vuestra. Yo prefiero poder usar el teléfono con una sola mano

En mi uso cotidiano con el teléfono, es lo único que he echado de menos. Yo no juego casi en el móvil, así que no puedo dar una opinión muy completa. Me bajé The Elder Scrolls Blades para ponerlo a prueba y funcionó adecuadamente. Lo mismo cuando escribía mensajes a la gente, recibía llamadas, veía vídeos en YouTube o escuchaba música: todo normal, sin sobresaltos, nada que me hiciera pensar que es un mal teléfono.

Al menos, ambos teléfonos tienen un conector de auriculares de los de toda la vida, lo que yo echo bastante de menos a menudo. Por mucho que nos intenten convencer de lo contrario, la música se sigue escuchando con peor calidad por Bluetooth y la mayoría de móviles y auriculares introducen un retardo, algo que se nota sobre todo cuando ves series o películas.

Mi parte favorita de utilizar el móvil es la experiencia con Android. Pese a que tiene ya algunas carencias, como no poder hacer capturas de pantalla en scroll, la experiencia del Android puro de Google me sigue encantando. El Pixel 3a funciona sobre Android 9 Pie, pero no tiene añadidos. Trae las apps obligatorias de Google Apps, su precioso lanzador de aplicaciones y ya está. El resto lo pones tú.

El iPhone es siempre alabado, y con mucha razón, porque iOS es un sistema operativo estéticamente íntegro y porque funciona fluido y porque no trae apps innecesarias. Pues eso es el Android puro para mí. Ojalá más teléfonos optaran por incluirlo.

Pero pese a todos estos puntos positivos, aquí lo que importa es que haga bien las cosas con la cámara. ¿De verdad es tan buena como la del Pixel 3, que cuesta el doble de dinero? ¿De verdad hay un teléfono en el mercado ahora mismo que puede hacer fotos tan buenas o mejores que un iPhone XS, un Galaxy S10 y un Huawei P30 pese a costar menos de la mitad?

REDOBLE DE TAMBOR…

Pues sí. En mi opinión, un rotundo sí. No he notado que el procesado sea más lento que en el Pixel 3, ni tan siquiera en el modo nocturno que requiere un tratamiento más intenso. Y el resultado, salvo que yo esté ciego, me parece idéntico. Puede que haya algunas diferencias para los ojos más entrenados, pero para mí, poniendo un teléfono al lado del otro, no veo que haya una gran diferencia que salte a la vista.

Con el Pixel 3 y el Pixel 3a, haciendo fotos uno al lado del otro, puedo decir que funcionan igual. Aquí mi querido gato Tesla es igual de bonito en ambos teléfonos y la mayor diferencia que aprecio es en el color, que es diferente al verlo en el teléfono en tanto que la resolución del Pixel 3 y el Pixel 3a es distinta y, parece, su panel OLED también.

Detalles como el pelo del gato o la textura de la mochila sobre la que se ha dormido (es así de especial el bicho) están exactamente igual. El contraste entre sombras y luces en esta otra foto, más de lo mismo porque el HDR+ de Google casi parece mágico.

Lo mismo con el modo retrato. Aunque en selfies funciona de pena en el Pixel 3a porque esta cámara sí es bastante pobre, el trabajo por software que hace Google en su única cámara trasera es fabuloso y te hace cuestionar para qué incluyen algunas compañías una segunda lente. Si por software hay teléfonos como este o como el iPhone XR que lo hacen tan bien, ¿para qué poner otra cámara?

Y en vídeo, es correcto y puede grabar en 4K y 30fps con la estabilización activada, pero ni el Pixel 3 ni el Pixel 3a son tan buenos como un Galaxy S10 o un iPhone, que sigue siendo el rey de la grabación de vídeo.

Todo esto que digo sobre la cámara suena fantástico, pero, si lo piensas bien, no puede ser algo muy bueno para Google. ¿Qué va a pasar ahora con su Pixel 3 de más de 800 euros cuya gran característica ya no es exclusiva? Es cierto que el diseño de los Pixel 3a no es mejor, pero tampoco es que el de los Pixel 3 fuera para tirar cohetes. Y al menos en estos teléfonos es algo tolerable porque no cuestan casi mil euros.

Y aunque estos cuentan con una pantalla OLED mejor y carga inalámbrica y resistencia al agua…son aspectos que yo al menos sacrificaría si, a cambio, mantengo el aspecto fundamental del teléfono. La cámara, vamos.

CARO COMO GAMA MEDIA, BARATO PARA SU CÁMARA

Pese a que su precio lo convierte en un gama media algo caro,ningún otro teléfono de Xiaomi, Huawei o Samsung en el rango de los 300 o 400 euros puede hacer las mismas fotosque un teléfono de alta gama. Junto con la calidad de los diseños y la potencia bruta, las cámaras son siempre el punto más flaco de los teléfonos más económicos.

Pero si yo no estoy muy equivocado y Google no mete la pata de alguna manera, esta situación se invierte con el Pixel 3a. No sé cuantas veces me han preguntado mis amigos y conocidos por un teléfono barato y que haga “las fotos del iPhone”.

Y mi respuesta ha sido siempre la misma: “Eso es imposible, o una cosa o la otra”. Pues ya no.

Aunque 400 euros desde luego no es barato, es la mitad de dinero de un teléfono de alta gama. No te llevas una ganga como un Redmi Note, pero sí una cámara avanzadisima y que puede dejarte con la boca abierta. Aún a día de hoy, tras meses usando el Pixel 3, sigo encantado con el resultado que da incluso en las situaciones más difícile

About Alexander J Pichardo

Check Also

Twitter permitirá seguir intereses, que aparecerán en su página de inicio

Twitter está probando una nueva funcionalidad -de momento, únicamente disponible para algunos usuarios de Android que permite …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.