Home / TECNOLOGIA / Bose Sleepbuds: Los Auriculares Para Dormir

Bose Sleepbuds: Los Auriculares Para Dormir

Los Bose Sleepbuds son unos auriculares inalámbricos que, a diferencia de los de toda la vida, no sirven para escuchar música, audiolibros o mantener conversaciones en modo manos libres. Por el contrario, están pensados para utilizarlos cuando llega la hora de irse a dormir, ya que su fin es ayudar a conciliar el sueño o aislarse de los ruidos que se produzcan durante la noche.

Para ello hacen dos cosas, muy relacionadas entre sí. Lo primero es bloquear los sonidos del entorno, para lo que apuestan por un diseño intraaural que sella el conducto auditivo —como si se tratara de unos tapones normales y corrientes—. Es curioso que empleen este sistema para aislar y no la tecnología de cancelación de ruido propia de la marca, aunque Bose tiene sus razones: Este tipo de sistemas funcionan muy bien con ruidos constantes (el motor de un avión…), pero no tanto cuando no son predecibles, como los ronquidos.

En segundo lugar, ayudan a enmascarar los que sí se perciben reproduciendo sonidos relajantes. Las opciones son variadas, aunque podrían ampliarse, sobre todo si se tiene en cuenta su coste. En concreto, traen 10 precargados: el viento agitando las hojas, una cascada, la lluvia, el motor de un avión, las olas o una hoguera, entre otros. Además, se puede acceder a una biblioteca con otros 10 más, entre los que se encuentran el canto de los pájaros o el murmullo del viento.

Análisis y valoración

MÁS INFORMACIÓN

Con un diseño muy parecido a los auriculares deportivos de la firma, incorporan unas almohadillas que se adaptan a la forma de la oreja y hacen que no se caigan por muchas vueltas que se den durante la noche. Y eso a pesar de que tienen un exterior mucho más pequeño; al sacarlos de su estuche de almacenamiento y carga por primera vez, sorprende lo diminutos que son —más pequeños que un guisante—.

Para utilizarlos es necesario conectarlos al teléfono móvil a través de una aplicación, desde donde se realizan la configuración inicial y los ajustes para su funcionamiento, como elegir qué ruido blanco queremos que suene, durante cuánto tiempo y a qué volumen e, incluso, establecer una alarma que nos despierte por la mañana.

FICHA TÉCNICA

Dimensiones y peso de los auriculares: 2,38 x 2,69 x 1,42 cm; 2,3 gramos cada uno

Dimensiones y peso de la funda: 2,7 x 7,7 x 7,7 cm; 111,41 gramos

Batería: Recargable de plata-zinc, hasta 16 horas de autonomía

Complementos: Tres pares de puntas StayHear+ Sleep en tamaños S, M y L; cable USB, cargador de pared; bolsa de viaje

La propia app recomienda un volumen de uso, pero lo ideal es hacer pruebas: En el silencio de la noche, los sonidos siempre se escuchan más altos y, además, os podemos asegurar que te llevas un buen susto si cuando llega la hora de levantarte se escuchan unas campanas a todo volumen.

Es inevitable que pensemos en las posibles consecuencias de dormir todas las noches con un dispositivo en los oídos. ¿Es perjudicial para la salud? Desde la propia marca nos tranquilizan: En absoluto, porque emplean Bluetooth de baja latencia que solo está activo en el momento de la conexión con el teléfono. Una vez sincronizados los ajustes, se desconectan. De hecho, los sonidos están incorporados en los auriculares y no en el teléfono.

Nuestra experiencia

Tras dos meses de prueba, la experiencia ha sido muy positiva. La app para la gestión de los Sleepbuds es muy sencilla de utilizar y tiene las opciones justas. Cada vez que queremos utilizarlos —también los hemos probado para concentrarnos en el trabajo, por ejemplo—, basta con sacarlos de su estuche para que se conecten automáticamente al teléfono. No siempre funcionan a la primera y, en algunas ocasiones, ha sido necesario volver a repetir el proceso para que la conexión se realizara de forma correcta.

Acostumbrados a utilizar tapones, tampoco hemos percibido incomodidad alguna. Las almohadillas son muy suaves y la posibilidad de optar por un tamaño adaptado hace que no se muevan ni caigan durante toda la noche. Enmascaran bastante bien los ruidos, aunque si alguien te llama o se producen ronquidos fuertes a tu lado, sigues escuchando un poco.

Por último, si se utilizan a diario y se establece que los sonidos relajantes se escuchen durante hora y media, la autonomía de su batería se extiende prácticamente toda la semana. Si preferimos que suene durante toda la noche, se reduce a unos dos días.

LO MEJOR, LO PEOR Y CONCLUSIÓN

Lo mejor: Son muy cómodos de utilizar, el diseño está muy cuidado y enmascaran bien los sonidos externos.

Lo peor: No se trata de un producto económico y la variedad de sonidos disponibles es bastante limitada.

Conclusión: Aunque no son una solución mágica contra las noches de insomnio, sí ayudan a conciliar (y mantener) el sueño si molestan los ruidos durante la noche.

About Alexander J Pichardo

Check Also

Twitter permitirá seguir intereses, que aparecerán en su página de inicio

Twitter está probando una nueva funcionalidad -de momento, únicamente disponible para algunos usuarios de Android que permite …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.