Home / TECNOLOGIA / iPhone Xs Max: dos semanas con el teléfono gigante de Apple

iPhone Xs Max: dos semanas con el teléfono gigante de Apple

El iPhone Xs Max es el teléfono más grande jamás hecho por Apple, lo que tiene su lado bueno y su lado menos bueno

Aunque muchos piensen que ya no es novedoso que Apple lance un nuevo iPhone cada año, lo cierto es que es un teléfono ampliamente usado, que da mucho que hablar, que afecta a la competencia hasta el punto de imitarlo al dedillo y que, guste o no, es el teléfono más vendido cada año.

Se puede criticar que Apple ya no haga innovaciones con el ritmo de hace cinco años, cuando introducir un lector de huellas dactilares o una cámara muy avanzada sorprendían muchísimo; pero que sus teléfonos son dignos de análisis es innegable.

Y aunque ya hemos hablado de los nuevos iPhone Xs y del Apple Watch Series 4 tras su lanzamiento, su uso continuado y con tranquilidad también sirven para hacerse una opinión más allá de características, comparaciones técnicas y primeras impresiones.

Dado que el parecido entre el iPhone Xs y el iPhone X, el modelo del año pasado, me he centrado en el iPhone Xs Max, el más grande que la compañía ha hecho hasta el momento y que, sinceramente, esperemos no siga creciendo con los años porque empieza a ser demasiado grande. Me explico.

Grande hasta para un manazas

La pantalla del iPhone Xs Max llega a las 6,5 pulgadas, lo que dado el formato del teléfono equivale en tamaño a lo que tradicionalmente era el iPhone 7 Plus. No es como si Apple hubiera hecho un móvil gigantesco, que sí lo ha hecho, pero no es más grande de lo que ya conocíamos de otros años.

Y esto es bueno y malo a la vez. Los que preferimos los iPhone pequeños, no encajamos del todo bien con el Max: hay que poner el meñique bajo la pantalla para escribir bien, la funda lo hace gigantesco hasta bajarte los pantalones si lo llevas en el bolsillo y no es tan cómo de usar. De utilizarlo con una sola mano, mejor nos vamos olvidando.

Por supuesto, si te gustan los Plus, estarás más que encantado con esta nueva pantalla. Al manejarse con gestos, la interfaz no sufre los problemas de estiramientos de pulgad que ocurren en algunos móviles Android; y se ve mucha más información (según la aplicación, eso sí) que en su correspondiente de 5,8 pulgadas. Y si eres de ver Netflix en el metro, esto es una maravilla.

La batería es una bendición

Así que no, para mí el tamaño extra no es un beneficio per se, pero incluso alguien más dado a los móviles por debajo de las 6 pulgadas apreciará la batería extra. No hay un aumento muy loco con respecto al X o un iPhone 8 Plus, pero ahí está.

Llevo dos semanas llegando a casa tras salir a las 9 por el portal con entre un 30% y un 50% de la batería aún disponibles. En este sentido, no tiene nada que envidiar al Note 9 o al Huawei P20 Pro, que tenían baterías eternas.

Y como siempre en la historia de los iPhone, si eres de los que usan el teléfono durante horas contadas al día, no me extraña si el iPhone Xs Max te aguanta un día y medio o más de uso. Lo mejor del tamaño grande para mí es que la batería se beneficia muchísimo del espacio extra.

La pantalla y los altavoces son asombrosos

El tamaño de la pantalla no es lo único bueno de esta. Pocos teléfonos, aún en 2018, tienen un brillo y una calidad de colores aceptable al aire libre, con el sol dándole encima, pero ese no es el caso que nos ocupa.

Además de ser OLED, como en el iPhone X, la pantalla tiene muy buena calibración y rinde a la altura de los móviles Samsung en lo que a HDR y reproducción de vídeo se refiere. Tendrás que ver el ‘notch’, pero lo cierto es que pasado un rato te olvidas de que está ahí. De todas la pegas que se le pueden poner al iPhone ahora mismo, creo que la muesca en la pantalla y no es la más importante.

Los altavoces también ayudan a la experiencia de visualización de YouTube, Netflix y similares servicios. Son asombrosamente potentes, molestos si te dedicas a ver vídeos o escuchar música en lugares públicos. Por favor, no lo hagas…

No tan distinto del iPhone X

El gran problema es que todas estas bondades también son propias del iPhone X, el modelo del año pasado. En mi opinión, el mejor teléfono que ha hecho Apple nunca y un duro oponente para su sucesor. Si tienes este modelo, no veo ningún motivo para actualizar al modelo de este año, ni tan siquiera al modelo grande.

La batería rinde muy bien y quizás te dure sólo un poco menos que en este otro teléfono. La pantalla es igual de buena y tiene todas las mejoras que Apple introduce en su panel (como la tecnología True Tone para adaptar el tinte más rojido o azulado según la luz que caiga sobre la pantalla). Y la cámara… mejor hablamos de ello en el siguiente apartado.

La cámara es mejor, pero también polémica

La cámara del iPhone Xs Max es idéntica a la de su hermano pequeño y es mejor que la del iPhone X. Pero sólo marginalmente mejor, hasta el punto de que sólo en situaciones muy concretas vas a notar una diferencia importante.

Cualquier foto en baja luminosidad va a verse mejor, pero es cierto que hay cierto desdibujado en texturas complicadas o en follaje. Esto es cosa del software de Apple más que de las mejores lentes del dispositivo, pues para quitar ruido y grano cuando falta la luz se aplican más filtros que antes.

Este filtro ha generado cierta polémica por cómo actúa en las selfies. Algunos han comparado el suavizado de la cámara frontal de los iPhone Xs con la de los Huawei o Samsung del momento, que son más agresivos con la intención de limpiar imperfecciones de la piel.

Pese a todo, puedo afirmar sin miedo a equivocarme que las fotos de este teléfono son las mejores que ha hecho nunca un iPhone y que cualquiera estará más que satisfecho con los resultados. ¿Que no son siempre mejores que las del Pixel 2? Bueno, eso daría para otro artículo por completo… Y aún así creo que las conclusiones tampoco serían muy contundentes.

iOS 12 va de miedo

A título personal, creo que Apple no llega a los extremos de muchos fabricantes de Android, si bien está ahí y me gusta a veces más el resultado que ofrecían los iPhone X; pero esto es una cuestión de gustos y de ser un poco quisquilloso: muchos usuarios no van a notar nada de esto y agradecerán que las lentes capten más luz y las fotos por la noche salgan mejor.

iOS 12 puede revitalizar tu viejo iPhone (llega hasta el 5S, lo que hay que celebrar) o hacer que tu dispositivo moderno gane un poco de velocidad. Yo mismo lo noté con la beta en el iPhone X y, en el iPhone Xs Max, aún estoy esperando a que el sistema operativo me dé algún problema.

Los usuarios de Apple ya saben que aquí es donde brillan los iPhone, en su entorno. Si usas Mac, ya sabes que tienes muchas formas de saltar del ordenador al móvil de forma sencilla y, si no es el caso, hay muchas ventajas con respecto a Android en el manejo o en cómo funcionan las aplicaciones.

No creo que iOS sea superior a Android a estas alturas, y sigo prefiriendo cómo el sistema operativo de Google gestiona cosas como las notificaciones; pero del mismo modo que os puedo señalar que el salto a iOS 10 no fue tan agradable o que iOS 11 no introdujo nada del otro mundo; al menos iOS 12 va muy bien desde el primer día y el teléfono, u otros iPhone, funcionan como la seda.

Y sí, seguro que las notificaciones sobre el uso del teléfono pueden ayudarte o al menos hacerte sentir un poco mal de cuantas horas pasas enganchado el teléfono al cabo del día; pero lo que más valoro de esta nueva versión es que todo funciona un poquito más rápido y el iPhone se siente ligero hasta editando vídeo en 4K.

Ojalá una doble SIM real

Algo que esperaba con muchas ganas con el iPhone Xs es la rumoreada opción de utilizar dos SIM. Como usuario profesional que tiene un teléfono del trabajo y uno personal, me gustaría haber podido prescindir del segundo dispositivo para llevarlo todo el en iPhone. No es el caso.

Aunque los iPhone Xs tienen soporte para dos SIM, sólo una de ellas es física. La otra es una eSIM, un formato que de momento no se ha instalado en España con fuerza y que mi teleoperadora no tiene disponible. Dado que en China sí existe un iPhone con ranura para dos SIM, no entiendo muy bien por qué Apple ha tomado esta decisión para EEUU y Europa.

Entiendo que quieran hacer presión para que las teleoperadoras se pongan al día con las SIM virtuales y poder, en un futuro no muy lejano, hacer iPhones sin ranuras para tarjetas, pero ahora mismo me fastidia un poco quedarme sin la doble SIM cuando la mayoría de móviles Android permiten esta funcionalidad.

About @podermndial

Check Also

LG anuncia un reloj inteligente “híbrido”

En otras palabras, que tiene manecillas como los relojes de toda la vida, peo también …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.