TikTok, en el punto de mira por la presencia de pederastas en su red social

TikTok es una de las aplicaciones más utilizadas por los jóvenes de todo el mundo, lo que ha generado una nueva corriente de memes y de problemas por igual. No hay nada de malo en que tu hijo suba un vídeo bailando para que lo vean sus amigos y amigas y, a su vez, estos respondan con bromas o sus versiones de los bailes o memes graciosos. El problema es que puede que todo es público y puede haber personas malintencionadas viéndolos y contestando a su vez a los vídeos.

Varias organizaciones en defensa de los menores han puesto el grito en el cielo, llegando a pedir la prohibición de TikTok en Reino Unido, por la exposición a depredadores sexuales y pedófilos que provoca el servicio.

Una investigación llevada a cabo por el diario The Telegraph ha puesto de manifiesto que no sólo hay perfiles de adultos que interactúan y observan la actividad de los menores, sino que, cuando os responsables de la aplicación, ByteDance, descubrían su actividad, sólo cerraban sus cuentas durante una semana, pudiendo volver rápidamente a su actividad previa.

UNA RED SOCIAL PRINCIPALMENTE PARA NIÑOS

En sus términos de uso, TikTok sólo permite que mayores de 13 años se puedan crear una cuenta en su servicio, pero como viene siendo habitual en esta y otras redes sociales o aplicaciones de Internet, comprobar la edad del usuario es prácticamente imposible y mentir sobre la edad para crearse cuentas es la norma. De este modo, alrededor del 70% de usuarios tiene entre 13 y 24 años de edad.

Desde TikTok aseguran haber implantado varias medidas para evitar que se den estas circunstancias: los menores de 16 años tienen los mensajes privados cerrados, los padres pueden enlazar sus cuentas con las de sus hijos para vigilarlas más de cerca y han actualizado sus herramientas de moderación y eliminación de contenidos. Y en un ejercicio de transparencia, publican anualmente informes de qué contenidos han censurado.

Pero los antecedentes de TikTok con la protección de datos, de menores o de otros usuarios, no son buenos. Fueron condenados en 2019 por almacenar ilícitamente datos de menores (entre ellos, menores de 13 años) en sus servidores. Por ello, la Federación de Comercio de EEUU los condenó a pagar una multa récord de más de 5 millones de euros. También han sufrido brechas de seguridad importantes, una de las cuales permitía ver contenido privado de otros usuarios.

Y pese a las medidas tomadas, cada poco tiempo aparecen casos de ‘memes’ o ‘virales’ que, pese a nacer de forma inocente, terminan en manos de usuarios que los convierten en algo peligroso. El último, el denominado ‘daddy POV’, que traducido al español, viene a significar literalmente ‘el punto de vista de papi’ y que es una variación del ‘boyfriend POV’, o ‘punto de vista del novio’ en español.

En este viral, los usuarios fingen una relación de padre e hijo o hija con una canción de fondo, todo con el fin de hacer chistes o situaciones incómodas, a veces subidas de tono. Empezó como algo pequeño, pero pronto los grandes influencers de TikTok hicieron sus versiones y, en poco tiempo, esto se ha traducido en adultos usando vídeos de niños para lanzar insinuaciones claramente sexuales. El autor de la canción utilizada, que se titula ‘Dissolve’, ha salido públicamente a pedir a los usuarios que dejen de usar su música porque ha recibido «varios mensajes de personas llamando la atención sobre lo perturbador» de estos virales.

La proliferación de estas situaciones ha llevado incluso a la aparición de ‘justicieros’, de cuentas que confrontan a estos adultos que buscan contenido infantil para emprender la justifica por su mano. En Australia, TikTok cerró el pasado mes de marzo la cuenta de un usuario que se dedicaba a perseguir a estos supuestos pedófilos, con los cuales intentaba quedar en persona haciéndose pasar por un niño en la red social, por violar el código de conducta de la red social.

Para escapar del escrutinio, muchos pedófilos emplean en redes sociales términos como ‘MAP’, siglas de ‘ Minor attracted person’ en inglés, o ‘persona a la que le atraen menores’ en español. Bajo esta denominación, muchos pedófilos intentan propagar un mensaje en favor de la pedofilia y han llegado incluso a impulsar ‘orgullo MAP’ con el fin de equiparar de alguna forma su conducta ilegal y sus exigencias a las diferentes orientaciones sexuales amparadas bajo el término LGTBI+.

El comportamiento predatorio de los pedófiles en TikTok no dista de la actividad en otras redes sociales, desde Facebook a Instagram, pasando por Twitter o directamente por aplicaciones para ligar como Tinder o Grindr. Sólo en 2019, los incidentes con pedófilos crecieron un 30% en Instagram.

Del mismo modo que las redes sociales fracasan para frenar bulos o acoso selectivo, no ejercen un control suficiente sobre los mensajes sexuales dirigidos a menores pese a que violan flagrantemente sus términos de uso. Así, según un estudio publicado en 2019 por la IWF (Internet Watch Foundation), más de la mitad del material pedófilo de Internet se pueden encontrar en abierto.

SU ORIGEN CHINO, TAMBIÉN EN LA POLÉMICA

TikTok también se enfrenta al rechazo de gobiernos de todo el mundo dado su origen: China. Se trata de una app creada por ByteDance, una empresa de origen chino, y los gobiernos de EEUU, Hong Kong, Pakistan e India han tomado medidas para impedir su uso en sus territorios por miedo a que la información de los usuarios termine en manos del gobierno chino.

Desde TikTok, niegan tajantementecualquier vínculo o cesión ilícita de los datos al gobierno chino, pero dado que la empresa matriz opera desde allí, la legislación vigente les obliga sobre el papel a permitir el acceso de las autoridades a sus usuarios. «No hay nada de verdad en la acusaciones de que el estado chino tiene acceso a los usuarios de TikTok», aseguraba recientemente el jefe de marketing para Europa, Theo Bertam.

Sea cierto o no que ceden información al gobierno comunista, lo cierto es que en territorio chino, han tomado medidas alineadas con los intereses nacionales chinos. Por ejemplo, bloquearon el perfil de una usuaria china que denunciaba los abusos y torturas que las fuerzas estatales ejercían sobre la comunidad musulmana. Según TikTok, el perfil habría sido suspendido por hacer una broma sobre Bin Laden.

La situación de TikTok recuerda a la que padece Huawei, cuyos productos ya no pueden utilizar ciertas partes ni software producido en EEUU a raíz del veto impulsado por la administración Trump. Desde mediados de 2019, sus nuevos móviles no pueden llevar el sistema operativo Android, lo que ha hecho mella en su negocio fuera de China.

About ElPoderMundial.Com

Check Also

Taylor Swift se apunta su 7mo No. 1 con «folklore»

El álbum sorpresa de Taylor Swift “folklore” está dominando las listas de popularidad. El octavo …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: